Archive | ALIMENTACIÓN RSS feed for this section

ALIMENTACIÓN Y CELULITIS

29 Sep

La sal y en particular el contenido de sodio en ella son algunos de los principales aliados de la celulitis. Este mineral es uno de los muchos factores que pueden aumentar la retención de agua en el cuerpo. Si tienes celulitis, este desorden seguramente esté acentuado debido a una función deteriorada de tu sistema venoso y linfático.

Limitar tu ingesta de sodio con los alimentos es muy fácil, solo hay que tomar algunas simples precauciones:

  • no salar excesivamente la comida
  • Utiliza poca sal al cocinar (en la pasta por ejemplo, agregar sal al terminarla de cocinar esto reduce considerablemente la cantidad de sal absorbida por la pasta)
  • limita la ingesta de alimentos que están conservados en sal o procesados (embutidos, quesos, viruta, etc.)
  • limita el consumo de alimentos envasados
  • realza el sabor de los alimentos con especias, limón vinagre/vinagre balsámico
  • Si te gusta la fruta puedes consumirla en lugar de bocaditos salados como merienda.

Alimentos recomendados con muy poco sodio y potasio, favoreciendo así tu drenaje:

Alimentos
(por cada 100 gramos)
Potasio
mg/100 g
Sodio
mg/100 g
Setas secas
Albaricoques
Guisantes
Pasas
Almendras
Ciruelas Desecadas
Semillas de girasol
Patatas
Brócoli
Champiñones frescos
Harina de avena
Carne roja
Arroz
Manzanas
Cebolla
5370
1370
930
860
835
824
725
411
373
367
360
340
150
44
135
32
11
26
53
20
8
2
3
14
3
5
51
10
3
9

Sin embargo, debes recordar que el sodio es un mineral esencial para el cuerpo y su excesiva escasez, aunque difícil de conseguir con la dieta normal, podría tener importantes efectos secundarios (náuseas, calambres musculares, fatiga, apatía mental).

Naturalmente, la celulitis debemos atacarla desde muchos flancos, y la dieta y el ejercicio son los más importantes. De hecho, no creo en la actuación de los cosméticos si no hay cambios en la dieta y no hay ejercicio…

Si necesitas cualquier consejo no dudes en escribirnos!!!!

Feliz miércoles!!!!

VERDADES Y MENTIRAS SOBRE LA LECHE

27 Feb

No sé si os habréis parado a pensar la cantidad de información contradictoria que existe sobre uno de los alimentos más antiguos de nuestra dieta: la leche. Que si provoca mucosidad, que si el hombre no está preparado para beber leche siendo adulto, y un largo etcétera. desde BFOREVERYOUNG hemos querido recopilar diferentes opiniones de expertos, y sobretodo, con una base científica, descubrir qué hay de verdad en los mitos que circulan alrededor de este alimento tan tradicional.

En primer lugar, nos chocó lo que explicaba el médico digestólogo y una autoridad en materia de intolerancias alimentarias, el Dr. Ramón Tormo, acerca de la leche. Según su exposición, nuestros antepasados más remotos descubrieron que podían obtener alimento a través de la caza, o bien (y gracias a una mujer…todo hay que decirlo) que la leche obtenida de la cabra era un alimento que les permitía nutrirse cuando la caza era escasa o como complemento. Por ello tendríamos dos líneas de evolución: aquellos humanos que no ingirieron leche y únicamente se alimentaron de la caza, y aquellos que ingerían leche. De este contexto deriva que tengamos dos líneas evolutivas en la que una sería intolerante a la lactosa (por cuestión genética) y los que no lo son.

Es importante que sepáis que vuestra masa ósea se forma hasta los 26 años aproximadamente. A partir de esta edad no se forma nueva masa ósea, sino que se va perdiendo. Por ello es muy importante mantener la ingesta adecuada de calcio en la dieta, ya que, en caso contrario, seremos cebo seguro para enfermedades como la osteoporosis en las mujeres o fracturas en movimientos mínimos en edad más avanzada.

Pero… ¿cuánto calcio debo ingerir al día para que sea suficiente? Bien, las recomendaciones médicas tanto nacionales como supranacionales, establecen una ingesta diaria de 2-3 raciones en un adulto normal (que no esté en situación de embarazo, adolescencia, post-menopausia, niños o tercera edad). Y entonces…¿a qué equivale una ración?

Una ración es equivalente a:

  •  un vaso de leche
  • 2 yogures o postres lácteos del mismo tamaño
  • 80 gr de queso fresco
  • 30 g de queso madurado

Por tanto ya podéis evaluar vosotr@s  mism@s si vuestra dieta habitual contiene las raciones necesarias…

Ahora, ¿es cierto que los lácteos son perjudiciales para la salud? Hemos encontrado base científica para responderos. Vamos a ver los mitos y falacias sobre la leche:

MITO 1.

 Si el colesterol sanguíneo es alto, debe reducir o dejar de consumir leche y productos lácteos.

 FALSO: El consumo de leche y productos lácteos tiene un efecto pequeño y transitorio sobre el nivel sanguíneo de colesterol. Por el contrario,el consumo de leche y productos lácteos tiene un claro efecto hipotensor, mediado por el efecto del calcio y la presencia de péptidos bioactivos (péptido inhibidor del enzima conversor del angiotensinógeno). Para la prevención de los problema cardiovasculares, el control de la tensión arterial es más importante que el control del colesterol. Los estudios epidemiológicos demuestran que el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular es un 17% menor en los individuos que consumen leche y productos lácteos respecto a los que consumen poca o no consumen leche y sus derivados.

 MITO 2:

 Si quiero perder peso debo dejar de consumir leche y sus derivados

 FALSO: El calcio reduce la digestibilidad de las grasas y tiene un reconocido efecto sobre las células del tejido adiposo aumentando la pérdida de grasa. Además, la leche contiene unos péptidos bioactivos que generan una sensación de saciedad, reduciendo el consumo de alimentos. Estudios clínicos han demostrado que el consumo de leche y sus derivados en dietas hipocalóricas reduce el peso un 10% más que las mismas dietas sin productos lácteos.

MITO 3:

El consumo de leche puede provocar diabetes adquirida (tipo 2).

 FALSO: La leche es uno de los alimentos con un índice glicémico más bajo. Además, los afectados por la diabetes suelen tener problemas de obesidad ycardiovasculares, efectos que se reducen con el consumo de leche y productos lácteos. Los estudios epidemiológicos demuestran que el riesgo de padecer diabetes tipo 2 es un 67% menor en los individuos que consumen leche y sus derivados respecto a los que consumen poca o no consumen leche y sus derivados.

 MITO 4:

 El consumo de leche se ha asociado con el riesgo de padecer cáncer

 FALSO: Los estudios científicos serios que relacionan el consumo de alimentos y cáncer son escasos. El riesgo de padecer un cáncer cólon-rectal es un 26% inferior en los individuos que consumen leche y derivados lácteos respecto a los que consumen poca o no consumen leche y sus derivados. Para la incidencia de cáncer de mama parece no haber efecto ni positivo ni negativo. El efecto anticancerígeno de la leche se atribuye al efecto protector del calcio y a la actividad del ácido linolénico conjugado, una grasa presente exclusivamente en productos derivados de rumiantes (vacas,ovejas, cabras).

 MITO 5:

 EL consumo de leche provoca exceso de mucosidad y asma.

 FALSO: Los estudios “ciegos” (donde el paciente no sabe si consume leche o un placebo) indican que ni el aumento de muecosidad ni la incidencia de asma están asociados al consumo de leche.

 MITO 6:

 La leche es responsable de gran parte de las alergias alimentarias.

 FALSO: La proteina de la leche puede dar lugar a alergias, los estudios clínicos indican que entre el 2-6% de los niños y el 0,1-0,5% de los adultos son alérgicos a la leche. Ello implica que un número elevado de niños alérgicos dejan de serlo en la vida adulta. Sin embargo el grado de autodiagnóstico es 10 veces superior. La alergia a la proteína de la leche es una realidad que afecta a una pequeña proporción de la población. El mito es la sobredimensión del diagnóstico, basada fundamentalmente en la percepción y el autodiagnóstico.

 MITO 7:

 Existe una pequeña proporción de la población que es intolerante a la lactosa

 CIERTO: La intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche) es el resultado de la falta de un enzima (la lactasa) que la digiere. Existe un amplio abanico de “gravedad” frente a la intolerancia, desde la gente que no tiene el enzima (totalmente intolerante) a aquellos que tienen un nivel más bajo del normal y son intolerantes al consumo de cantidades excesivas de leche o derivados lácteos. Se estima que en España la incidencia de intolerancia al consumo normal de lácticos es del 11 al 15%. Los individuos parcialmente intolerantes a la lactosa pueden consumir productos lácteos bajos en lactosa (yogurt), leche sin lactosa, o productos lácteos con pastillas de lactasa.

 MITO 8:

Somos los únicos mamíferos que consumimos leche después de la lactancia materna.

 CIERTO: Somos los únicos mamíferos que hacemos muchas cosas (cocinar, cultivar vegetales, hacer el payaso,crear mitos, …). Pero ello no implica que debamos de dejar de tomarla. Como comentamos al principio, en la evolución del hombre, los europeos sufrieron un cambio genético que les convirtió en tolerantes a la lactosa. Esta modificación debió otorgarles una ventaja competitiva que les permitió sobrevivir en su entorno. Si la tolerancia a la lactosa hubiera tenido efectos negativos, esta modificación genética no hubiera persistido a lo largo de la evolución del hombre. Todo lo contrario; la evidencia médica indica que los individuos que consumen leche y derivados lácteos tienen una esperanza de vida mayor que los que consumen poco o no consumen.

(Referencia: ANEMBE)

Ahora bien, como en todos los alimentos, debemos consumirlos DE CALIDAD, y la leche no es una excepción. Es uno de los alimentos en los que la calidad del producto ha disminuido respecto a la leche consumida hace 10 años. Para orientaros en la compra, la OCU estudió 47 marcas de leche comercializadas actualmente, valorándolas según su calidad. Entre las 5 primeras tenemos Pascual, Hacendado, Consum, Kaiku y Gallega; y entre las peores Reny Picot, Ram o Puleva.

El estudio completo lo podéis consultar en : http://www.ocu.org/leche-entera-uht-s544024.htm

Respecto los yogures, os queremos recomendas una marca de reciente comercialización en grandes superfícies, se trata de El  PASTORET de la Segarra. Sus yogures no contienen nata añadida (como los de las marcas más vendidas), están eleborados siguiendo normas artesanales y únicamente contienen un 3% de materia grasa, la propia del producto sin alterar. Os recomendamos que los probéis!!!!

Por último, tenéis la alternativa de las leches vegetales, entre ellas la de soja. Sabed que calóricamente se corresponde a una leche semidesnatada (por ser vegetal no contiene 0 calorías), aunque al contener grasas de origen vegetal en lugar de animal hace que estas calorías sean cualitativamente distintas. En el caso de que optéis por la leche de soja, también es muy importante por un lado, seleccionar un producto de calidad, y por el otro, no es recomendable administrar la leche de soja en niños, dado el contenido en estrógenos vegetales, no recomendables en la etapa de crecimiento.

Antes de irnos, desde BFOREVERYOUNG os recordamos que para vivir más y mejor, debemos cuidar nuestro esqueleto, al cual casi nunca le prestamos la atención que merece…así que ¡¡¡empieza a cuidarte!!!!

Esperamos que este post os haya aclarado algunas dudas, y si tenéis cualquier consulta, ¡¡¡no dudéis en escribirnos!!!

Recuerda…¡¡¡BFOREVERYOUNG!!!

 

 

OPERACIÓN DETOX PRIMERA PARTE: LOS ENDULZANTES

28 Dic

Bueno…¡ya hemos pasado la primera parte de las fiestas! espero que tod@s hayáis disfrutado en compañía estos días, y si celebráis Papá Noel, que os haya traído todo lo que esperábais…

Hoy estamos aquí porque estos días pasados suelen ser días de excesos en nuestra dieta habitual, sobretodo por la ingesta de bastantes grasas y dulces no habituales, como los turrones, polvorones, etc, muchos de ellos industriales y que en su composición contienen azúcares refinados y grasas añadidas.  En concreto quiero hablaros de un tema muy interesante, los endulzantes.

Para empezar, el azúcar, tanto el blanco como el moreno, tiene múltiples efectos negativos sobre el organismo, así como la miel (industrial), la sacarina, la fructosa, el sorbitol y el aspartame y otros endulzantes artificiales: todos ellos ejercen un gran efecto desmineralizante y acidificante-que ocasiona, entre otras cosas, caries y deficiencias de calcio en nuestra estructura ósea-, elimina del organismo el complejo vitamínico B, altera la flora intestinal, provoca un brusco aumento de los niveles de glucosa en la sangre, desprende elementos químicos procedentes de su proceso de fabricación, etc.

En cuanto a la miel, la pura y sólida (procedente exclusivamente de paneles de abejas silvestres y que no ha sufrido tratamientos de ningún tipo), es, en pequeñas cantidades, una buena medicina para determinadas dolencias. El problema surge cuando la miel se depura y se calienta para licuarla. En ese caso, pierde sus propiedades. Otro pero que hay que ponerle a la miel es que la que encontramos habitualmente en los comercios no es miel de flores; en gran parte, se trata de miel “de azúcar”, pues para que la producción sea más rápida, se acostumbra a facilitar azúcar a las abejas. Nos topamos entonces con que las cualidades medicinales de la miel ceden el paso a los efectos indeseables del azúcar. Por otra parte, la miel es de naturaleza caliente y muy acidificante, con lo que tiene efectos desmineralizantes si se consume regularmente. Si alguno de vosotros ha tenido ocasión de probar postres árabes, éstos están endulzados con miel natural, de forma que sólo comiendo una pequéña porción quedamos hartos del sabor dulce. En cambio, con otros pasteles y dulces hechos con azúcar refinado, podríamos comer gran cantidad sin hartarnos del mismo sabor. Los endulzantes naturales nos indican qué dosis es ya suficiente, los industriales resultan adictivos, y en ocasiones se ingieren grandes cantidades sin tener suficiente.

La fructosa, que se recomienda en muchas ocasiones como sustitutivo del azúcar, está especialmente contraindicada, por su efecto aterógeno, sobre todo en el caso de las personas diabéticas. Se receta porque no aumenta el nivel de glucosa en la sangre, pero en otros aspectos tiene unos efectos muy similares a los del azúcar; provoca, además de ateriosclerosis, un aumento de los triglicéridos en sangre; y perjudica al funcionamiento del páncreas (la fructosa comercial es un producto altamente refinado, con un poder endulzante que prácticamente dobla al del azúcar). Por último, hay personas que son alérgicas a ella.

En cuanto a la sacarina, se especula que puede tener efectos cancerígenos sobre las vías urinarias. El sorbitol favorece la aparición de cataratas, por lo que las personas diabéticas, las cuales corren más riesgo de sufrirlas, no deberían consumirlo. Finalmente, el aspartamo es neurotóxico: está espcialmente contraindicado en la alimentación infantil.

Pese a lo que acabamos de decir sobre los endulzantes refinados, resulta que el dulce es un sabor tónico y nutritivo, necesario para la salud. Es más, debe ser el sabor más presente en nuestra alimentación, con lo que no cabe duda que debemos tomar cosas dulces. El problema de los endulzantes refinados que hemos citado es que son tan artificiales y extremados que pasan de ser nutritivos a resultar perniciosos. Existe un gran tópico relacionado con el azúcar, y es que solemos relacionar los hidratos de carbono o “azúcares” con el azúcar exclusivamente. Y ahí empieza la confusión. Si bien resulta imprescindible ingerir carbohidratos, existen muchos tipos de alimentos que l0s contienen, como el azúcar de la fruta, los cereales, verduras, raíces, tubérculos, legumbres, frutos secos o  semillas.

Los azúcares monosacáridos y disacáridos, están presentes en los endulzantes comerciales (la miel es rica en fructosa y el azúcar en sacarosa), en la leche (rica en lactosa), y en la fruta (rica en sacarosa). Se trata de azúcares de asimilación rápida que, para su combustión, necesitan robarle al organismo vitaminas del complejo B y distintos minerales. En cambio, los polisacáridos como el almidón, se liberan mucho más lentamente en el intestino, con lo que no producen fluctuaciones en el nivel de glucosa en sangre y, además, aportan los nutrientes necesarios para su combustión, gracias a lo cual no desmineralizan el organismo.

Si queréis ampliar sobre cómo optimizar vuestra salud y estado de ánimo a través de la alimentación, desde BFOREVERYOUNG os recomendamos el libro ¡Revitalízate!, Del Dr. Jorge Pérez-Calvo, que lleva más de 27 años investigando y practicando con éxito la medicina integrativa, aunando lo más actual de la medicina moderna con los conocimientos médicos tradicionales.

Después de los excesos de endulzantes estos días, os dejo una receta de crema de verduras DETOX muy facilita, y de sabor dulce, para que podáis cargar vitaminas y minerales cuanto antes!!!!

Ingredientes (para 2 personas)

3 calabacines medianos

5 zanahorias

1 cebolla

1 patata pequeña

1 puerro

aceite de oliva

agua mineral

sal

Preparación: Pelar y trocear las verduras. En una olla con un poco de aceite de oliva saltear las verduras peladas y troceadas durante un minuto. Cubrir las verduras con agua mineral. Cocer durante 40 minutos a fuego suave. Retirar del fuego y con una batidora, triturar hasta conseguir una crema fina. Añadir sal al gusto. Podéis añadir jamón cortado pequeñito, o huevo cocido picado para añadir algo de proteína. Ideal para calmar vuestro sistema digestivo.

En esta época podéis añadirle también calabaza, y no usar calabacín, o ambos. La calabaza os dará una crema dulce ¡¡¡buenísima!!!!

¡¡¡Bon appetit!!!

UN FUTURO¿SIN HOMBRES? “FEMINIZADORES” QUÍMICOS

12 Dic

Sí chicas, sí. Lo siento. Estudios sobre las carpas del río Ebro demuestran que éstas se están “feminizando”, únicamente son hembras. ¿Y ésto a qué se debe? Pues a unas sustancias empleadas en variedad de productos, llamadas DISRUPTORES ENDOCRINOS. Estas “perlas químicas” se asemejan molecularmente hablando a nuestras hormonas, y en nuestro organismo alteran el normal funcionamiento de nuestro sistema hormonal.

Estos perfectos imitadores, entre otros efectos en la salud humana pueden causar endometriosis, cáncer de mama, cáncer de testículo, cáncer de próstata, inmunotoxicidad, alteración de la proporción de sexos en los bebés, disminución de la fertilidad, alteración de la función tiroidea, y lo más curioso es que un estudio sobre mujeres embarazadas de la ciudad de Granada, el 99% de ellas contenían en la placenta disruptores endocrinos, algunos de ellos prohibidos en los años 60. Debemos saber que estos compuestos tienen muy poco de biodegradables, y por tanto se van acumulando y biomagnificando con el tiempo, y que pueden pasar a los bebés a través de la leche materna, y es en el embarazo y primeros meses de vida cuando son más peligrosos.

Así que ya veis, el 99% de mujeres embarazadas contenían sustancias prohibidas, pero nos tenemos que creer que la legislación funciona. Se asume, como en muchas cosas, que la cantidad a la que estamos expuestos es tan pequeña, que no supone un peligro real para nuestra salud. Pero por otro lado, en una analítica específica podemos encontrar más de 100 compuestos en nuestros tejidos. Entonces, asumimos que estas sustancias en cantidades pequeñas no son peligrosas, pero ¿ y si tenemos pequeñas cantidades de 100 de ellas?

Los más estudiados son los que presentan actividad estrogénica, es decir, actuan como hormonas femeninas. El signo más espectacular y preocupante de que los disruptores endocrinos pueden haberse cobrado ya un precio importante se encuentra en los informes que indican que la cantidad y movilidad de los espermatozoides de los varones ha caído en picado en el último medio siglo. El estudio inicial, realizado por un equipo danés encabezado por el doctor Niels Skakkebaek y publicado en el Bristish Medical Journal en septiembre de 1992, descubrió que la cantidad media de espermatozoides masculinos había descendido un 45 por ciento, desde un promedio de 113 millones por mililitro de semen en 1940 a sólo 66 millones por mililitro en 1990. Al mismo tiempo, el volumen del semen eyaculado había descendido un 25 por ciento, por lo que el descenso real de los espermatozoides equivalía a un 50 por ciento. Durante este periodo se había triplicado el número de hombres que tenían cantidades extremadamente bajas de espermatozoides, del orden de 20 millones por mililitro. En España se ha pasado de una media de 336 millones de espermatozoides por eyaculación en 1977 a 258 millones en 1995. El descenso amenaza la capacidad fertilizadora masculina. De continuar la tendencia actual, dentro de 50 años los hombres podrían ser incapaces de reproducirse de forma natural, teniendo que depender de las técnicas de inseminación artificial o de la fecundación in vitro.

La exposición prenatal a sustancias químicas imitadoras de hormonas puede estar exacerbando también el problema médico más común que afecta a los hombres al envejecer: el crecimiento doloroso de la glándula prostática, que dificulta la excreción de orina y a menudo requiere intervención quirúrgica. En los países occidentales, el 80 por ciento de los hombres muestran signos de esta dolencia a los 70 años, y el 45 por ciento de los hombres padecen un grave crecimiento de la glándula. En las dos últimas décadas se ha producido un espectacular aumento de esta dolencia.

La experiencia del DES y los estudios con animales sugieren también una vinculación entre las sustancias químicas disruptoras endocrinas y varios problemas de reproducción en las mujeres, especialmente abortos, embarazos ectópicos y endometriosis. La endometriosis afecta hoy a cinco millones de mujeres estadounidenses. A principios de siglo la endometriosis era una enfermedad prácticamente desconocida. Las mujeres que padecen endometriosis tienen niveles más elevados de PCBs en la sangre que las mujeres que no la padecen. Diferentes estudios coinciden en señalar que entre el 60 y el 70 por ciento de los embarazos se malogran en la fase embrionaria inicial y otro 10 por ciento termina en las primeras semanas por un aborto espontáneo.

Pero la tendencia sanitaria más alarmante con diferencia para las mujeres es la creciente tasa de cáncer de mama, que es el cáncer femenino más común. Desde 1940, en los albores de la era química, las muertes por cáncer de mama han aumentado en EE UU en un 1 por ciento anual, y se ha informado de incrementos semejantes en otros países industrializados. Gracias a un estudio del catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, y uno de los expertos mundiales más importantes en disruptores endocrinos, Don Nicolás Orea, el cáncer de mama en mujeres granadinas está aumentando a razón de ¡3,2% anual! A parte de otros factores relacionados con el estilo de vida actual que comentaremos próximamente, según Don Nicolás Olea la exposición a este tipo de sustancias contribuye en gran medida a este aumento.

 

Por si acaso y como aquí estamos para B FOREVERYOUNG, os comento que los compuestos químicos que son disruptores endocrinos se encuentran presentes en ciertos productos de uso cotidiano: en el revestimiento de las latas de conserva; en el plástico con el que están fabricados los biberones; en el espermicida que llevan incorporados los preservativos; en el producto que se usa como sellador blanco de los dientes; en algunos materiales de uso sanitario; detergentes industriales; filtros solares; cosméticos (los archiconocidos parabenos), tejidos (el súper inovador Gore-Tex entre otros) , electrodomésticos y pesticidas. La lista es interminable, lo que hace pensar que la exposición humana es masiva y universal. Las formas de exposición y las vías de entrada de los contaminantes hormonales son muy diversas, pero debido a su acumulación en la cadena alimentaria, la vía digestiva es la principal ruta de exposición para el hombre.

Así que…ahora que tenéis la información, si queremos B FOREVERYOUNG… evitad exponeros a estas sustancias. Os dejo la conferencia completa de Don Nicolás Olea, que no os dejará indiferentes…Tenemos derecho a estar informados, si las autoridades no legislan, como consumidores deberemos conocer lo que nos venden y aprender a seleccionar lo más beneficioso para nuestra salud, o como mínimo, aquello que no nos perjudique.

http://www.youtube.com/watch?v=zs5VyCPS5UU

¡No olvidéis postear! ¡Pronto hablaremos de lo que podemos hacer para DETOXIFICARNOS!

BFOREVERYOUNG!

A %d blogueros les gusta esto: